“Manos a la obra” desde Las Palmas de Gran Canaria

Desde el día 12 de marzo que se ordenó aquí en Canarias el cierre de los colegios y el “confinamiento”, he visto cómo todos mis compañeros de trabajo se ponían “manos a la obra”: Trabajo en equipo, creatividad, dones puestos al servicio, esfuerzo, aprendizajes a marchas forzadas… no ha faltado de nada para intentar llegar a cada alumno, con sus necesidades concretas, buscando los mejores modos para que “nadie se quedara fuera”, para hacer la vida y el aprendizaje lo más ameno posible e intentar facilitar el trabajo a las familias… Miro a cada uno de mis compañeros y siento un profundo orgullo de familia, ¡qué buenas personas son!

Hay mucho trabajo estos días, sí, porque tenemos que “reinventarnos” pero es maravilloso ver cómo aflora ese corazón teresiano al que “nada le turba y nada le espanta”. Son grandes compañeros, MUY GRANDES, hoy se hace verdad la frase de Teresa de Jesús: “no es en los rincones sino en mitad de LAS OCASIONES, donde se ha de ver el amor” pues… ¡¡no lo pueden estar demostrando mejor!!

“Volveremos a juntarnos, volveremos a brindar, un café queda pendiente en nuestro bar. Romperemos ese metro de distancia, ya no habrá una pantalla entre nosotros…”Mientras tanto… ¡¡GRACIAS!!

Hna. Ana Elguero, stj

Share on facebook
Share on twitter
X