Hna. Eulalia Sagristá Freixas. 6 de septiembre 2020 (Barcelona – Casa Madre Residencia)

Eulalia ha sido siempre una gran persona, y no tanto por lo que ha hecho, que ha sido mucho, sino por lo que ha sido: una mujer  fiel,  llena de amor a Jesús y a sus intereses y, por ello, entregada de lleno al apostolado en la Compañía. Buena cabeza y buen corazón, diría de ella nuestro Padre. Su buen carácter y su calidad humana le hacían mantener una relación entrañable con las hermanas y con su familia, con la que mantenía una estrecha vinculación y a la que asesoraba con frecuencia.

A sus 98 años, era una mujer abierta, preocupada por la marcha de la Iglesia, de la Compañía y del mundo. Amaba a la Compañía y a la Comunidad, preparaba las reuniones comunitarias y su participación aportaba hondura al diálogo.

Recordamos los datos más destacados de la historia de su vida: Había nacido en Filipinas, donde vivían por aquel entonces sus padres por motivo de negocios, pero desde muy pequeña vivió en Barcelona, en el seno de una familia cristiana y numerosa, y fue alumna en el colegio de Teresianas de la Diagonal. A los 24 años ingresó en la Compañía y, después de unos años de profesora en Barcelona – Diagonal y San Gervasio- fue destinada a Buenos Aires, como Secretaria Provincial y Superiora del Colegio. De allí pasó a fundar en Colombia, en su querida Colombia, en 1961,  y fue la primera superiora del Colegio de Bogotá. En 1969 fue elegida Consejera General y se tuvo que desplazar a Roma, donde asumió también el servicio de Superiora de la Casa. Seis años más tarde, cuando ya Colombia era Provincia Corazón de María, fue nombrada Provincial, hasta el año 81 en que la volvieron a reclamar en Roma, esta vez como Ecónoma General y Delegada de las Casas dependientes de la Dirección General. En 1988 volvió a Barcelona, aquí se ocupó de la economía de la Editorial STJ y de la Beatificación de la M. Mercedes Prat.  Damos gracias a Dios por una vida tan fecunda.

Share on facebook
Share on twitter
X