Foyer International Thérésianum en Montpellier

La Comunidad del Foyer International Thérésianum en Montpellier, está formada actualmente por tres Hermanas: Jacinta Alberto, que lleva 29 años en la comunidad, Pepi Creus, 4 años y Delia Palacios, casi un año.

La presencia teresiana en esta bonita ciudad de Montpellier se remonta al año 1963. Las Hermanas del Cenáculo tenían una residencia para señoras mayores, pero la Compañía la transformó en residencia para chicas universitarias. Las primeras hermanas querían que esta casa fuera, en realidad, un lugar para que las hermanas de otros lugares aprendieran francés, y en verano lo hicieran las alumnas de nuestros colegios.

A lo largo de estos 56 años son muchas las jóvenes que han pasado por aquí… para el próximo curso 19-20 tenemos a la hija de una antigua estudiante. Todas las chicas, al acabar su estancia en el Foyer, manifiestan cariño y gratitud;  las madres y padres también, dicen que, “aquí saben que están seguras y atendidas”. A lo largo del tiempo ha ido cambiando nuestra atención a las jóvenes. Se han ofrecido diversas actividades, en su mayoría de carácter humano y espiritual: charlas, fórums, Eucaristías, catequesis… Ahora la presión por sacar buenas notas en el concurso para la carrera de medicina, hace que las jóvenes, en general, estén exclusivamente dedicadas al estudio; son admirables en su tesón y esfuerzo. Nosotras seguimos ofreciendo algunas actividades, como educación de la interioridad, coral, huerto ecológico, salidas… también el poder orar y celebrar la eucaristia con la  comunidad.

En estos últimos años ha variado el número de residentes; ha habido años con 54 estudiantes, otros 36, otros 28…, para el próximo curso, aún estamos esperando nuevas inscripciones.

A nosotras nos da gusto estar dedicadas a la juventud; así hacemos posible una de las opciones del Capítulo General: “Revitalizar nuestra opción por los jóvenes y las mujeres como gérmenes de vida y restauración al servicio del cuidado de la casa común”.

Aunque el futuro de nuestra presencia en el Foyer terminará algún día, mientras estemos aquí, seguiremos alentando, cuidando, acogiendo, sonriendo, proponiendo… Vida y mensaje teresiano.

Share on facebook
Share on twitter
X