Celebración comunitaria – Residencia San Sebastián

El pasado sábado 25 de mayo, en la comunidad de San Sebastián Residencia, tuvo lugar una preciosa celebración en la que 17 hermanas de la comunidad, recibieron de forma voluntaria y con plena conciencia, el sacramento de la Unción de los Enfermos.

En fechas anteriores, las hermanas Socorro Otazu (epd) y Mª Dolores Ibarguren, también lo recibieron durante la celebración de la Eucaristía en nuestra capilla, con la presencia de la comunidad.

En aquel momento, nuestro capellán, D. José Antonio Pagola, hizo una pequeña catequesis sobre el sentido de este Sacramento y la renovación del mismo en cuanto a las normas litúrgicas de la Iglesia, que proponían que la recepción se celebre cuando la persona está en condiciones de recibirlo por voluntad propia, con su participación personal y, a ser posible, acompañada de la comunidad de creyentes a la que pertenece.

Así pues, dadas las condiciones de salud y edad de nuestra comunidad, la propuesta de poner en práctica este enfoque del Sacramento, fue acogida con agradecimiento por muchas hermanas.

Fue una celebración sencilla y solemne en la Eucaristía comunitaria.

La primera lectura que escuchamos, de la carta de Santiago, recomienda que cuando hay un enfermo, la comunidad rece por él, se le unja con el óleo sagrado para que recupere la salud, se le perdonen los pecados y reciba la fuerza y el consuelo del Señor. Estas palabras nos ayudaron a unirnos todas y a vivir el sentido profundo comunitario.

Las palabras de José Antonio Pagola fueron iluminando cada uno de los momentos, y así, cada hermana recibió la unción en la frente y en las manos con mucha devoción.

En nuestra comunidad, experimentamos con agradecimiento lo que expresan nuestras Constituciones: “Compartimos lo que somos y vivimos de acuerdo a la situación y etapa de la vida de cada una, apoyándonos y orando unas por otras. Acompañamos con amor y particular atención a las hermanas ancianas y enfermas”. (Art. 23)

Share on facebook
Share on twitter
X